Isla Negra, la casa de Pablo Neruda

noviembre 26, 2009

isla-negra-botellas

La casa museo Isla Negra en Chile fue un refugio y un hogar para Pablo Neruda y su amada, frente al mar que amó tanto.

Pablo Neruda definió a este extravagante y mágica casa como un gran juguete, y lo cierto es que invita a la creación y se evidencia que cada ampliación, cada objeto decorativo o elemento incorporado a la arquitectura, materiales y vistas fueron pensados y diseñados por un poeta.

Esta casa canta con la palabra de su autor, se mece y tiembla junto a las olas del mar, mira al cielo y a la inmensidad del océano, como perdiéndose entre sus propios pensamientos y nostalgias, como ese mascarón de proa que mira al mar, añorándolo….

mascaron-isla-negra

Las huellas de Matilde, amor de Pablo,  están impresas en toda la casa, se evidencia su presencia femenina y se percibe el amor en el aire en cada rincón.

En la habitación superior, dormitorio de la pareja, una pared curva y vidriada se lanza al mar de forma inevitable, y dicen que desde este especial mirador fue Pablo Neruda quien percibió que el mar traía algo hacia la playa, bajó y caminó esos metros que lo separaban de la orilla para esperarlo…

El regalo del océano fue una gran puerta de barco de madera añejada por la sal, que se convirtió inmediatamente en el escritorio personal del autor, en su dormitorio, sobre el que reposa una réplica en plata de la mano de Matilde, apoyo incondicional del autor.

isla-negra

La casa museo Isla Negra es visitada a diario por cientos de personas y ya se cuentan más de 100.000 visitantes que, en la verja de madera que da a la calle, dejan su mensaje poético o simplemente una firma, parte de la emoción o los sentimientos desbordados que provoca su recorrido.

“En mi casa he tenido juguetes pequeños y grandes, sin los cuales no podría vivir. He edificado mi casa también como un juguete y juego en ella de la mañana a la noche.”

Pablo Neruda

isla-negra-y-pablo-neruda

Leave a Reply